CHISTES CORTOS II :

Algunos de estos chistes pueden contener palabras

o expresiones que ofendan la susceptibilidad de ciertas

personas. Si decide leerlos, tómelos con buen humor.

 

Mamá, mamá....en la escuela me dicen peludo.
¡Mi amor, ven a ver que el perro habla!

Mamá, mamá... ¿los pedos pesan?
No, nene...
¡Uy!, entonces me cagué.

Mamá, mamá... el bebé se hizo mierda.
¡Popó!... se dice popó.
No, se hizo mierda, es que se me cayó por la ventana.

Mamá, mamá... cuando me crezcan los deditos... ¿los puedo volver a meter en el
ventilador?

Mamá, mamá... una niña de 8 años ¿puede quedar embarazada?
¡Ay!, pero por supuesto que no.
¡Yupi! ¡¡Yupiii!!

Mamá, mamá... ¡el pito del vecino parece un maní!
¿por lo chiquito?...
No, por lo saladito.

Mamá, mamá... ¿el corazón tiene piernas?
Nooo... ¿por qué?
Porque anoche papá estaba encerrado en el cuarto con la empleada y decía: Abre las
piernas corazón.

Mamá, mamá... ¿puedo jugar con el abuelo?.
Bueno, pero después vuelve a enterrarlo... ¿si?

Mamá, mamá... ya no quiero conocer a mi abuelito.
Cállate y sigue escarbando.

Mamá, mamá... ¿qué es una degenerada?.
Cállate y sigue lamiendo.

Mamá, mamá... en la escuela me dicen mentiroso.
Cállate que ni vas a la escuela.

Mamá, mamá... en la escuela me dicen mafioso.
Mañana mismo voy a arreglar eso...
Bueno, pero que parezca un accidente...

Mamá, mamá... en la escuela me dicen peludo.
Cállate y peinate la cara.

Mamá, mamá... qué olor a muerto que hay... ¿mamá?... ¿mamaaaaá?... ¡¡MAMAAAA!!

Mamá, mamá... en la escuela me dicen antipático.
¿Cómo?...
¡Ah, NO REPITO!

Mamá, mamá... ¡no quiero ir a Africa!
¡Cállate y sigue nadando!

Mamá, mamá... ¿el inodoro da vueltas?
No, hijito...
¡Uy!, entonces cagué en la lavadora.

Mamá, mamá... ¿qué es un orgasmo?
No sé querido, pregúntale a tu padre.

Mamá, mamá... ¿qué es una ninfómana?
Cállate y ayúdame a sacarle el vibrador a tu abuela.

Mamá, mamá... estoy cansado de que en la escuela me digan Juan Luis Guerra.
Tranquilo Bobby, tranquilo.

Mamá, mamá... ¿por qué estamos empujando el coche hacia el precipicio?
Cállate que vas a despertar a tu padre.

Mamá, mamá... llegó el lechero, ¿tienes dinero para pagarle o tengo que ir a jugar afuera?

Mamá, mamá... papá está corriendo desesperadamente por la calle.
Cállate y acelera.

Mamá, mamá... afuera está frío.
Bueno, dile que pase.

Mamá, mamá... ¿me puedo tirar un pedo como el de ayer?
No, nene. Espera a que te cierren los puntos.

Mamá, mamá... ¿por qué me dicen pie grande en el barrio?
No sé, nene, pero ¿ya guardaste los zapatos en el garage?

Mamá, mamá... en la escuela me dicen Rambo.
No puede ser!, ya mismo voy a hablar con la directora.
No mamá!... esta es MI guerra.

Mamá, mamá... hay un pobre señor gritando en la calle, ¿me das dinero para ese pobre
hombre?
Bueno, acá tenes el dinero. Pero ¿qué grita el pobre hombre?
¡Helados! ¡helados!

Mamá, mamá... ¿cuesta mucho dinero un pomito de tinta china?
No hijo mío, eso es muy económico.
Oh, qué bueno, porque se me derramó todo un pomo de tinta china sobre tu vestido nuevo.

Mamá, mamá... en la escuela me dicen deforme.
No le des importancia, ahora cerra tus tres ojitos y duérmete.

Mamá, mamá... ¿donde está la Cordillera de los Andes?
No sé, nene. Acá la que guarda todo es la sirvienta.

Mamá, mamá... ¡yo también quiero comer madera!
¡Ay, nene!. La madera no se come.
¿Y por qué le decías a papá ayer Mmm... qué rico palo?

Mamá, mamá... el abuelo se tambalea.
¡Dispárale de nuevo entonces, niño imbécil!

Mamá, mamá... ¡no me hagas licuado!, ¡no me hagas licuado!, no me haglodglblud...

http://www.galeon.com/lapaginadelgordo